¿Qué es la traducción audiovisual?

Marta Pérez Llorente
el 1 de septiembre, 2020· 6 min

Hablamos de traducción audiovisual para referirnos a la traducción de películas, series, vídeos de cualquier tipo o incluso obras de teatro y óperas. Es una disciplina muy amplia y en este artículo vamos a intentar dar una visión general de en qué consiste.

En primer lugar, vamos a ver cuál es su característica principal que la diferencia de la traducción de textos más convencionales: la subordinación a la imagen. En los textos audiovisuales, la parte lingüística no está aislada, sino que acompaña a la imagen. Por ello, se la suele considerar un tipo de traducción subordinada, como es el caso de la traducción de cómic o de teatro, que se podrían considerar a caballo entre la traducción audiovisual y la literaria. Esto quiere decir que el traductor no trabaja solamente con un guion o unos subtítulos en lengua origen, sino que tiene que fijarse bien en el vídeo que los acompaña. En muchas ocasiones, esto puede ayudar al traductor (si en una serie los personajes hablan de un «boat», puede que no sepas si traducirlo como «barca», o «lancha» o quizás «barco», pero puedes tener suerte y que salga en pantalla), aunque en otras puede limitar las opciones (por ejemplo, a la hora de traducir referencias culturales o juegos de palabras. Si aparecen en pantalla, no se pueden cambiar o dejan muy poco margen de actuación).

Además, el traductor se ve también condicionado por los requerimientos técnicos de este tipo de traducción, que suelen resultar en limitaciones de espacio o tiempo. Estos requerimientos varían en función del tipo de material y de la técnica que se decida utilizar para su traducción. A continuación, vamos a explicar brevemente las diferentes disciplinas que engloba la traducción audiovisual:

Traducción para doblaje y voz superpuesta

Se trata de la traducción de películas, series*, realities*, documentales o cualquier otro vídeo que requiera doblaje al castellano. En general, las películas y las series se doblan, mientras que los realities y los documentales se traducen utilizando la técnica de la voz superpuesta (es decir, cuando se escucha la voz en idioma original por debajo y uno o varios actores doblan a varios personajes).

En estos casos, el traductor trabaja con un guion de doblaje y el vídeo y su traducción será el guion que utilice el ajustador, que realizará los cambios necesarios para que las frases «entren en boca» a la hora de grabar en el estudio. Lo que entrega el traductor en este caso no es un producto final, sino que se podría considerar como un documento de trabajo para el estudio de doblaje. Por lo tanto, a diferencia de otros tipos de traducción, en este caso el traductor puede incluir notas, indicaciones, explicaciones o incluso dar varias opciones para la traducción de algún término o frase complicada, con el fin de facilitar el trabajo de las personas que van a recibir ese guion en caso de que necesiten realizar cambios y también para evitar que se modifiquen cosas que sean cruciales para la trama o la coherencia de la historia.

Subtitulación

Dentro del proceso de subtitulación podríamos diferenciar dos labores: por un lado, la traducción en sí y, por otra, el pautado. Pautar consiste en asignar tiempos de entrada y salida a cada subtítulo y se podría decir que es la parte más técnica de la subtitulación, ya que se necesita de un programa informático para ajustar los subtítulos al vídeo.

Tanto la traducción como el pautado están regidos por ciertas normas, pensadas para los subtítulos sean legibles: velocidad de lectura (que se mide según el número de caracteres que haya por segundo) y caracteres por línea. Además, es importante segmentar las frases de una manera natural que acompañe al ritmo de la lengua origen pero que no resulte en estructuras incorrectas en castellano. Estas normas y parámetros pueden variar dependiendo del cliente y sus necesidades, por lo que, si no estamos seguros de cuáles aplicar, lo mejor es preguntar a la agencia o cliente directo para el que estamos traduciendo.

El material con el que trabaja el traductor de subtítulos puede variar, aunque siempre tiene que contar con el vídeo. En ocasiones, se le proporciona una plantilla de subtítulos en lengua origen con tiempos, a veces se pueden editar estos subtítulos (fusionar subtítulos o separarlos, cambiar los tiempos...) para que se adecúen mejor al castellano, a veces no... En otras ocasiones, es probable que el traductor tenga que traducir de oído o a partir de una transcripción o una lista de diálogos, creando los subtítulos de cero.

A diferencia del doblaje, en subtitulado se suele tender menos a adaptar juegos de palabras o referencias culturales, ya que el espectador está escuchando el idioma original a la vez que lee los subtítulos. Sin embargo, no hay que olvidarse de que nuestra traducción tiene que entenderse bien y lograr en el espectador el mismo efecto del original, así que esto tampoco quiere decir que se hagan traducciones literales.

Traducción de videojuegos

Incluimos esta disciplina en la lista porque comparte características con las demás (la subordinación a la imagen y los límites de espacio o tiempo), pero la traducción de videojuegos se suele asociar al ámbito de la localización, al igual que los programas informáticos o las páginas web.

Accesibilidad

A pesar de que en muchas ocasiones no implique pasar de una lengua a otra sino realizar una traducción interlingüística, la audiodescripción y el subtitulado para sordos también se consideran como parte del mundo de la traducción audiovisual.

El subtitulado para sordos comparte algunas características y limitaciones del subtitulado convencional, pero es una disciplina con sus propias normas. Por ejemplo, en subtitulado convencional no se indican nunca los sonidos, las onomatopeyas o la música que suena en la película, pero, obviamente, en el subtitulado para sordos esto sí es necesario.

Por otra parte, la audiodescripción consiste, como su propio nombre indica, en describir las imágenes que aparecen en pantalla para que una persona que no las puede ver tenga toda la información a la hora de ver una película, una serie o un vídeo de cualquier tipo. Para audiodescribir, también hay que seguir unos parámetros, ya que no siempre se puede incluir toda la información por el tiempo que hay disponible.

Esperamos que este artículo os haya servido para conocer el fascinante mundo de la traducción audiovisual. Aquí abajo os dejamos algunas páginas web y vídeos para que os podáis informar más si os interesa. ¡Hay mucho por descubrir!

Sitios web y vídeos interesantes:

Web de la asociación de traducción audiovisual ATRAE http://atrae.org/

Lista de reproducción de Las quedadas de ATRAE: https://www.youtube.com/watch?v=JGfm-kde0CM&list=PL0UuhXWWDDi3HRMkQcFnJXMk4wW1tWnh5

Artículos sobre TAV en el blog La Luna de Babel: https://enlalunadebabel.com/tag/traduccion-audiovisual/

El paradigma actual de la subtitulación, en La Linterna del traductor http://lalinternadeltraductor.org/n20/subtitulacion.html

Web de DAMA, entidad de gestión de derechos de autor de obras audiovisuales https://www.damautor.es/