¿En qué consiste la traducción institucional?

Juan Isidoro Ciruelos Huarte
el 30 de septiembre, 2020· 3 min

Concepto de traducción institucional

Tal y como recuerda Rosario Martín, profesora de la Universidad de Salamanca, en su artículo “Traducción institucional e identidad(es): asimetrías, conflictos, posibilidades” (Comares: 2012), la modalidad de traducción conocida como traducción institucional encubre una “inmensa heterogeneidad de circunstancias, contextos y prácticas”. No obstante, con el ánimo de delimitar en algo sus confines, podemos recurrir a la correspondiente entrada de la célebre enciclopedia de estudios de traducción Routledge Encyclopedia of Translation Studies (2009: 141), donde se nos indica que la traducción institucional abarca desde la traducción realizada en organismos internacionales y supranacionales, gobiernos nacionales, instituciones, servicios públicos (especialmente en los ámbitos institucionalizados de la justicia y la salud) y ONG, hasta, para algunos autores, cualquier traducción, por cuanto se trata de una práctica institucionalizada que se debe a un pacto social tácito.

Elementos de la traducción institucional

Las traducciones institucionales, por más universales que se pretendan, están ligadas siempre a tres elementos:

  • Lengua, y con ella a menudo una identidad nacional concreta.

  • Coordenadas espacio-temporales que afectan específicamente a cada traducción.

  • Expectativas reales y potenciales de la audiencia, que puede ser homogénea o plural, y, en este último caso, puede hallarse enfrentada entre sí respecto a sus filiaciones identitatias.

Pero, además, el traductor institucional debe ser consciente de las diferencias de estatus y de las jerarquías que intervienen en una traducción concreta; las cuales el traductor sufre, gestiona, mantiene o reequilibra. En otras palabras, el traductor ha de tener muy en cuenta la influencia del poder, un elemento tan importante que hay quien habla de un “power turn” en la traducción institucional. Dicho elemento del poder debe ser entendido de una forma dual:

  • Como restricción, pues el elemento del poder condiciona inevitablemente la actuación del traductor. Por ejemplo, éste puede verse obligado a reafirmar con su traducción los acuerdos políticos alcanzados o la confianza entre los interlocutores.

  • Como potestad, pues el elemento del poder también confiere al traductor un margen de intervención con el que construir o reconstruir sus traducciones. Por ejemplo, dentro del marco de las normas internas de la institución y de los usos lingüísticos más consolidados en ella, el traductor institucional puede llevar a cabo su propia selección léxica o terminológica.

Metodología de la traducción institucional

Como reclama la profesora Rosario Martín:

“Si la traducción institucional desea seguir haciendo honor a su papel de servicio social, en la medida en que opera en una realidad múltiple y cambiante no parece recomendable que se anquilose en fórmulas intocables y uniformes”.

Tales fórmulas tradicionales suelen referirse a una metodología de traducción de carácter lineal y eminentemente literalista, que parece insuficiente para atender los retos de esta época diversa, plural y marcada por fenómenos como la globalización y la inmigración. Es por ello que muchos estudios recientes insisten en que la traducción institucional debe aproximarse a la mediación intercultural, tejiendo conexiones y conciliaciones entre personas e intereses diversos. El traductor institucional se convertiría así en un constructor de puentes entre identidades culturales, preocupado no sólo por mantener el mensaje original, sino también por explorar y cubrir los vacíos de la cultura de llegada, sopesando los límites y riesgos de la literalidad y cuidando de que el mensaje sea recibido de la manera más constructiva posible. En definitiva, se trataría de pasar de la traducción institucional entendida como mera transcripción lingüística a la búsqueda de la intercomprensión y la ecuanimidad.

Para saber más

La página web de la RITAP (Red de Intérpretes y Traductores de la Administración Pública) tiene una sección dedicada a la traducción institucional, con amplia información sobre las características de su ejercicio en España: https://www.ritap.es/traduccion-institucional/