Traducción automática y primeros pasos para un traductor

Alberto Esteban Benítez
el 28 de octubre, 2020· 6 min

Celia Rico Pérez nos habla de los riesgos y las ventajas de la traducción automática, y de los primeros pasos que debe dar un traductor para incorporarse al mundo laboral. Consejos prácticos reunidos en su Guía de Supervivencia para Traductores, publicado por la editorial {Pie de Página}.

 
Tabla de Contenidos

¿Qué preocupa a los estudiantes cuando terminan su grado de traducción e interpretación?

Encontrar trabajo, como a la mayoría de los estudiantes que terminan una carrera. Pensé que este libro podría ser un buen principio para ellos.

¿En qué sentido la Guía de Supervivencia Para Traductores es un cuaderno de campo?

En el sentido de los exploradores que llevan un cuaderno de notas. La idea es que ese cuaderno sirviera a los estudiantes para iniciarse en el mundo laboral.

¿Cuál sería un buen consejo para empezar a buscar clientes?

Mi consejo es que al iniciar tu carrera como traductor, tengas los ojos bien abiertos para observar qué sabes y qué puedes dar a los clientes, y para ver cómo trabajan otros traductores y seguirles un poco la pista. Se puede recurrir a asociaciones de traductores, redes sociales, ver cómo se perfilan las empresas y qué tipo de currículum piden a los traductores. Al fin y al cabo no hay un directorio de clientes. Los clientes pueden estar en tu propia localidad. Por eso es muy importante observar qué tenemos alrededor.

¿Qué tarifas podemos aplicar?

No tenemos tarifas establecidas. Además, por la ley de competencia no lo podemos hacer. Es el propio mercado el que marca las tarifas. El mercado, debido a la traducción automática y a la gran oferta de traductores, siempre va a la baja. Tienes que observar la oferta y la demanda.

¿Cómo es el proceso de darse de alta como autónomo?

Ninguna empresa te va a contratar ningún servicio sin darte de alta como autónomo. Parece muy complicado, pero es simplemente rellenar un formulario con la documentación correspondiente. En el libro quiero quitar el miedo a este tipo de tramites.

¿Qué consejos das para hacer una factura?

Hacer tu primera factura es como un mundo insondable. Dije, “vamos a simplificar”: me inventé una traductora ficticia que va explicando cómo se hace la factura. También inventé una moneda ficticia y al final hay un modelo de factura. Siguiendo ese modelo tenemos nuestra primera factura.

¿Qué son las herramientas TAO?

TAO significa traducción asistida por ordenador y básicamente es como utilizar el ordenador para mejorar tu día a día como traductor. Mas allá de diccionarios, los traductores utilizan memorias de traducción que recuerdan traducciones previas que has hecho, y te ayudan a reciclar traducciones tuyas que conforme vas traduciendo se almacenan en el ordenador y luego te permiten recuperarlas para optimizar tu trabajo. Y luego tenemos la traducción automática…

Hay que decir que Celia Rico Pérez es catedrática de tecnologías de la traducción y da clases en la universidad europea de Madrid, y que una de sus pasiones es este mundo de la traducción automática. Un mundo muy ignorado y fascinante a la vez.

¿Qué es la traducción automática?

Es una traducción que se hace sin que intervenga una persona. Lo que hacemos todos los días en el ordenador cuando queremos traducir un texto en un idioma que desconocemos. Es una traducción donde no hay una persona que realice ese trabajo porque es un ordenador el que lo hace.

¿Hasta qué punto puedes recurrir a una traducción automática?

Los traductores la usan desde un punto de vista muy profesional siendo conscientes de qué errores de traducción puedes encontrar. Últimamente, la traducción automática da muy buenos resultados porque utilizan procesos de inteligencia artificial. Desde el punto de vista de un usuario normal, hay riesgos. Si la utilizamos para cuestiones de ocio, el riesgo es mínimo. El problema es cuando se utiliza sin ser consciente de los errores a los que puede dar lugar. Por ejemplo en una consulta médica para dar un diagnóstico.

¿Hasta qué punto esa inteligencia artificial aplicada a nuestra lengua es capaz de determinar qué uso preciso de una palabra es el correcto?

Pues te sorprendería porque es tan buena la traducción automática basada en inteligencia artificial que a veces da miedo. Todo viene de cómo funciona internamente: lo que hace es aprender a traducir imitando corpus de millones de palabras traducidas en su propio contexto. Entonces aprende a traducir imitando esas traducciones, y las nuevas traducciones que genera son muy buenas porque están basadas en ese conocimiento previo.

La inteligencia artificial puede ser capaz de seleccionar el sentido de la palabra preciso y correcto para un contexto determinado

¿Cómo maneja los registros de la lengua y las emociones?

En realidad, no lo hace. Lo único que hace es imitar, y ahí hay otro riesgo: el lenguaje por el uso de la traducción automática de manera reiterada puede llegar a empobrecerse. De hecho, ya hay llamadas de atención en el mundo de los traductores.

¿Se producen casos de perversión en el tratamiento de los géneros gramaticales?

Sí, ocurre con el corpus de traducción con el que aprenden esos sistemas. Ese corpus son traducciones y textos monolingües y bilingües que no son más que el reflejo de la sociedad en la que vivimos. Entonces, si estos textos tienen algún sesgo de género o alguna parcialidad en el tratamiento de personas de diferentes etnias o razas, todo eso lo aprende también el sistema. Como cuando un niño aprende dentro de una unidad familiar: no podemos culpabilizar al niño. La traducción automática hereda todos los sesgos que tiene nuestra propia sociedad. Tenemos que estar atentos, porque vamos descargando muchas cosas en la inteligencia artificial sin ser conscientes de que es artificial su inteligencia.

¿Cómo manejan los traductores la información que incorporamos al hacer uso de la traducción automática?

Pues en realidad la manejan como quieren. Podemos intuir qué se esta haciendo con los datos que vertemos en internet, pero en realidad no lo sabemos. Hay problemas de confidencialidad de datos, de protección de datos, de propiedad intelectual… Ese tipo de cosas las debe manejar un traductor profesional, que es la persona que protege estos datos.

¿Qué papel juegan los lingüistas en este mundo?

Los lingüistas, en mi opinión, se han quedado un poco relegados. Conforme los ordenadores empezaron a tener mucha más capacidad de procesamiento, se empezaron a pasar de las reglas lingüísticas a las reglas estadísticas. Ahí fue el “boom” de los matemáticos, porque podían crean esas reglas dentro del ordenador (lo que llamamos los algoritmos). Los lingüistas tienen poco papel a no ser que se reciclen hacia la inteligencia artificial, que es complicado.